Autoestima un constructo que debemos tratar de cuidar

Cada evento psicológico depende del estado de la persona y, al mismo tiempo, del entorno, aunque su importancia relativa es diferente en diferentes casos.

Kurt Lewin

La autoestima un constructo definido como la consideración que tiene uno de sí mismo. Son varios los autores entre los que encontramos (DuBois, Bull, Sherman, y Roberts, 1998), los que nos indican que la autoestima es uno de los pilares principales sobre el que se construye la personalidad desde la infancia, siendo esta influida por las experiencias, por lo que es de prever que durante la adolescencia podrá ir sufriendo fluctuaciones (Parra, Oliva, Sánchez-Queija2004), al ser la adolescencia una etapa de la vida con importantes cambios a nivel físico psíquico y social.
Varios trabajos mencionan como la autoestima se aprecia afectada en las víctimas de acoso entre iguales (Garaigordobil, Martínez y Aliri, 2013). También y en la misma línea pero incidiendo que en las víctimas de acoso escolar la baja autoestima es un factor presente y que se da de forma general, tendríamos los trabajos de (Austin y Joseph, 1996; Guterman, Hahm y Cameron, 2002; Olweus, 1998; Musitu, Buelga, Lila y Cava, 2001).
La autoestima entendemos que la debemos abordar también como factor que puede provocar que aparezcan o desencadenen trastornos mentales a menores objetos de acoso escolar. De hecho la baja autoestima es un constructo presente en diferentes estados psicopatológicos ( Vázquez, Jímenez, 2004), lo cual nos debería llevar a cuestionarnos que la baja autoestima debe ser atendida y tratada, ya que es un factor que además de incidir negativamente en el estado y sentimiento de bienestar actual del sujeto, de no ser contemplada y atendida, la autoestima puede ser indicativo de problemas o trastornos de la salud mental en un futuro.
La autoestima positiva que una persona pueda percibir de sí misma constituye un importante recurso que afecta en gran medida a su bienestar psicosocial y esta importancia justificaría intervenciones diseñadas para potenciar la autoestima. Por ello entenderíamos que al margen de las variables que configuran la autoestima, es de importancia potenciarla utilizando los métodos que hayan demostrado efectividad.
No obstante, debemos valorar también que las intervenciones deben tener presente y considerar las múltiples dimensiones que configuran la autoestima (Cava, 1998; Cava y Musitu, 2000).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: